*

X

El queso es delicioso, pero ¿tiene el mismo efecto que una droga?

Salud

Por: PijamaSurf - 09/09/2017

De acuerdo con un estudio realizado por dietistas de la Universidad de Michigan, este producto lácteo contiene un químico semejante al usado en las drogas y que provoca el fenómeno de la adicción

Para algunos, el queso es el alimento más delicioso que puede acompañar todo tipo de platillo, desde tacos, tortas, quesadillas, chilaquiles y enchiladas hasta queso con aceitunas para picar. Es simplemente un añadido que enaltece toda una experiencia culinaria; sin embargo, ¿cuán saludable es consumir queso?

De acuerdo con un estudio realizado por dietistas de la Universidad de Michigan, este producto lácteo contiene un químico semejante al usado en las drogas y que provoca el fenómeno de la adicción. Se trata de una sustancia potente que contiene caseína, la cual desencadena los receptores de opioides en las neuronas cerebrales y desarrolla el patrón sináptico de las adicciones.

Esto se descubrió gracias a la Escala de adicción a alimentos de Yale, en donde 120 estudiantes tuvieron la posibilidad de escoger durante el experimento 35 alimentos de numerosos valores nutricionales. Fue así que los investigadores descubrieron que el queso se encontraba entre los alimentos con mayores niveles de adicción.

Para Erica Schulte, autora de la investigación, la caseína –casomorfina– tiene un rol importante en los receptores de dopamina y constituye un elemento adictivo similar a los opioides. Esto sucede debido a que los alimentos procesados poseen los mismos efectos que las drogas: un incremento en el rango de absorción en el cuerpo. De modo que el abuso de quesos promueve la presencia de carbohidratos refinados o grasas que impactan negativamente en los niveles glucémicos.

Además, se evidenció que estos alimentos promueven una conducta compulsiva similar a la adicción a las drogas: parecería que es imposible dejar de comer cualquier tipo de queso. Esto se relacionó principalmente a la estimulación de los receptores de dopamina, los neurotransmisores que no sólo disminuyen la experiencia del dolor, sino que también incrementan la sensación compulsiva que produce una sensación de bienestar y placer.

Leer aumenta la esperanza de vida, confirma nuevo estudio

Salud

Por: PijamaSurf - 09/09/2017

Si bien el análisis sólo muestra una asociación entre la lectura de libros, periódicos o revistas y una mayor esperanza de vida (y no una relación de causa y efecto), esto es suficiente para apoyar la idea de que leer mantiene a la mente activa y saludable

La lectura, se sabe, provee múltiples beneficios para la salud mental y psicoemocional de las personas. Por ejemplo, de acuerdo con el psiquiatra infantil Bruce Perry, la lectura brinda al niño las herramientas para proyectarse hacia un futuro, y una vez que logre contemplar las múltiples posibilidades de un Yo-del-futuro, se facilita contemplar las posibilidades emocionales de un Otro; esto resulta, con práctica y constancia, en empatía y asertividad.

Un reciente estudio, realizado por un equipo de investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale, muestra que hay una importante correlación entre una mayor esperanza de vida y una mayor cantidad de lectura. Según la investigación, en la que participaron 3 mil 635 personas mayores de 50 años, tan sólo 3.5 horas de lectura a la semana son suficientes para gozar de “una ventaja de 23 meses más de vida”.

Si bien el análisis sólo indica una asociación entre la lectura de libros, periódicos o revistas y una mayor esperanza de vida (y no una relación de causa y efecto), esto es suficiente para apoyar la idea de que leer mantiene a la mente activa y saludable. En especial cuando se trata de un proceso en el que un libro nos envuelve y absorbe y mantenemos la completa atención en él, pues esto crea un efecto de compromiso cognitivo que resulta en un reprocesamiento lingüístico en diferentes regiones del cerebro. En otras palabras, es posible que la lectura ejerza sobre el cerebro el mismo estímulo y fortaleza que una sesión en el gimnasio tiene sobre el cuerpo.

Los investigadores también sugirieron que la lectura de ficción puede incrementar los sentimientos de empatía, fortaleciendo las conexiones con los vínculos sociales y contribuyendo a redes de apoyo más íntimas y felices –lo cual, a su vez, se relaciona con una mayor esperanza de vida.

Esto sucede, explica Avni Bavishi, una de los investigadores, porque “el efecto de los libros sobre la mente del lector provee un mayor beneficio cognitivo, y entonces aumenta la esperanza de vida”. Ahora el objetivo es descubrir si existe alguna diferencia notable entre los libros de ficción y de no ficción, entre e-books, audiolibros y libros tradicionales impresos en papel. Lo que sí se sabe ahora es que la lectura ayuda a reducir los niveles de estrés, a mantener activas varias regiones del cerebro reduciendo la incidencia de trastornos neurodegenerativos como la demencia, y a proveer herramientas de introspección y empatía. ¿Se necesitan más razones?