*

X

Imágenes de las extrañas luces verdes y azules durante del temblor en México

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/08/2017

Muchos avistamientos de luces verdes y azules durante el terremoto: ¿a qué se debe este fenómeno?

Las luces aparecieron antes y durante del temblor, como heraldos del estremecimiento.

El fuerte terremoto que sacudió a México, superior a 8 grados en la escala de Richter, con epicentro en Chiapas, la noche del 7 de septiembre dejó un relativamente profuso avistamiento de las llamadas luces de terremotos, destellos comúnmente azules o verdes (pero a veces también globos de luz de colores distintos) que aparecen antes y durante el seísmo. Este fenómeno ha sido registrado durante diversos terremotos desde hace siglos, pero sólo hasta hace poco se logró explicar científicamente. Antes de esto era conocido como "luces fantasmas de los terremotos" y algunos aficionados a las teorías de conspiración lo vinculaban a programas secretos del gobierno de Estados Unidos, algo que hoy parece completamente inverosímil.

Los destellos no siempre aparecen antes o durante los temblores, y se deben a deslizamientos del suelo cerca de las fallas geológicas que generan una carga eléctrica.

 

Un trabajo publicado en el Seismological Research Letters, basado en observación y documentación de 65 terremotos en los últimos 4 siglos, analizó las circunstancias geológicas de cada uno para encontrar cualquier patrón discernible. Lo que hallaron fue que las luces de terremoto aparecen desproporcionadamente antes o durante los temblores, en lugar de después.

"El proceso comienza de manera profunda en la corteza, donde las rocas están sujetas a altos niveles de estrés, antes de que el estrés se libere para producir un terremoto”, apuntan. Al parecer, este estrés puede romper pares de átomos de oxígeno con carga negativa que están vinculados en enlaces de peróxido. Cuando esto sucede, se libera cada uno de los iones de oxígeno, y éstos pueden fluir entre las grietas de la roca hacia la superficie. Los investigadores piensan que, en ese momento, grupos de alta densidad de estos átomos cargados ionizan bolsas de aire y forman un gas cargado (un plasma) que emite luz. 

Los científicos han producido artificialmente rayos en el cielo, agitando la tierra de tal forma que se creen grietas. Cuando la tierra se resquebraja, se produce un aumento de carga eléctrica. Generalmente, estas luces se vinculan con terremotos de magnitud de más de 5 grados Richter.

 

Descubren que en Neptuno y en Urano llueven diamantes sólidos

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/08/2017

Condiciones atmosféricas y una presión extrema hacen que estos gigantes gaseosos tengan una lluvia diamantina

Los planetas transaturninos son el sueño de un amante de las piedras preciosas: en estos gigantes gaseosos llueven diamantes sólidos, según ha averiguado un grupo de investigadores.

Científicos habían observado indirectamente diamantes en los océanos de hidrocarburo que sobrenadan los núcleos sólidos de Neptuno y Urano, pero aunque se especulaba que los diamentes se producen debido a la presión extrema de esta zona, no se había logrado comprobar. Un experimento reciente ha mostrado que se puede producir una "lluvia de diamantes" utilizando rayos láser de alto poder, lo cual hace pensar que es posible que se generen en tormentas que dividen los átomos en hidrógeno y carbono y que luego se cristalizan y se hunden en los océanos como lluvia hasta tocar el manto profundo.

Para lograr la lluvia de diamante en el laboratorio, los investigadores tuvieron que replicar de alguna manera la presión hasta 17 veces mayor que tienen los núcleos planetarios de Neptuno y Urano (como dice la popular frase, es "la presión [la que] hace diamantes"). Los científicos consiguieron esta intensidad usando rayos láser de tipo óptico y rayos X que lanzaron sobre bloques de un plástico compuesto de hidrógeno y carbono (similar a los océanos de estos planetas). Aunque lo que se generó fueron microdiamantes, los investigadores creen que en estos planetas con una presión más larga se crean diamantes más grandes y duraderos.

La investigación podría llevar no sólo a entender a estos gigantes de gas, sino a mejorar los procesos de factura de diamantes.